Asesorar a nuestros clientes

Una de las mejores satisfacciones de nuestros negocios es el asesorar bien a nuestros clientes, ya que de ello se benefician ambas partes, los propios clientes y nosotros mismos, puesto que un cliente bien asesorado siempre sera fiel a nuestros servicios y productos ya que en muchas ocasiones, los clientes saben lo que quieren, pero hay veces que el cliente esta desorientado, inmerso en la duda de cuanto le va a costar nuestros servicios y no se preocupa de cual actuación es la que más le conviene, puesto que hay servicios que de hacerlos de una forma u otra el resultado final es distinto tanto de culminación del propio servicio como de sus beneficios a medio o largo plazo, ya que como todos sabemos, un servicio ligero para dar solución rápida es visiblemente efectivo, pero en ocasiones hay que saber visualizar  más allá para que ese trabajo sea efectivo y duradero

Llegados a este punto, es obligación del profesional el asesorar correctamente al cliente y hacerle ver que una reparación más completa y de calidad, aunque sea un poco más costosa redundará en la durabilidad de ese servicio bien hecho.

Por lo tanto, el asesorar a nuestros clientes correctamente, marca una diferencia entre un profesional cualificado y uno que solo quiere rematar el trabajo rápido para cobrar y a por otro, sin pararse a pensar que si ese trabajo esta mal realizado tarde o temprano, saldrán las deficiencias y ese cliente se acordará de ese profesional, sin valorar lo que le costo el servicio, sino el que ese trabajo le ha vuelto a dar quebraderos de cabeza y hay que volverlo a realizar, por lo que seguramente no volverá a llamar otra vez al mismo profesional, si no es para reclamar su trabajo en las debidas condiciones.

Profesionalmente hablando, cuantas veces no hemos deseado terminar con un trabajo, que no es de nuestro gusto y rematar la faena cuanto antes, pero también es cierto que por nuestro subconsciente corre la profesionalidad y nos hace reparar en terminarlo bien para no tener que volver a realizar y lo que es peor, el no quedar mal ante ese cliente y que sea el mismo, quien nos de mala reputación ante cualquiera que le pregunte por nosotros.

Finalmente, el saber asesorar bien a nuestros clientes, es vital para nuestra supervivencia como profesional, y personalmente dando larga vida y prestigio a nuestro negocio, sea cual sea, llegando a la conclusión de que hay que saber escuchar al cliente pero también hay que saber informarle de que es lo que mejor le conviene y que sea el quien decida su resultado final.

Asesorar a Nuestros Clientes

(Visited 3.725 times, 1 visits today)

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies